top of page
  • Foto del escritorObservatorio Memoria y Libertad

Pueblos del Norte del Istmo detienen al Corredor Transístmico

La caravana El Sur Resiste, en su tercer día de caminar, llegó al Plantón Tierra y Libertad ubicado en Mogoñé Viejo, en la zona norte del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca. El plantón, cumplió 60 días de resistencia bloqueando la remodelación de las vías del Tren Transístmico.

Al llegar a Mogoñe Viejo, se puede sentir la fuerte organización de las más de 32 comunidades que han sostenido este espacio de resistencia; las mujeres caminan de un lado a otro- cortan carne y vegetales, reparten café y tamales- hay mantas colgando que exigen detener las obras.


Al recorrer el plantón, es impresionante ver el nivel de organización de la Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo (UCIZONI), hay espacios designados para todo, para las ollas, los platos, espacios para lavar trastes, cables en donde colgar las bosas, sillas y carpas para cubrirse del sol. Las personas se muestran cómodas en el espacio, algunas personas están sentadas en sillas esparcidas por el terreno, algunos niños y niñas corren y juegan en medio del bullicio del plantón.


La realidad, es que la gente se encuentra en su tierra, este es su territorio, y, en el territorio, se habita, se aprende, se vive y se organiza. Eso hace la unión de comunidades de la zona norte del Istmo, habitan el espacio, la tierra es suya; no del gobierno de México, ni de las empresas a las cuales López Obrador ha regalado territorios que no le pertenecen. Así lo deja claro una compañera parte de la UCIZONI:


“Sabemos que el gobierno de Oaxaca ha dicho que, si no nos vamos, nos van a desalojar. ¿Cómo se atreven a decir esto? Ellos son los extraños y nosotros somos los dueños de esta tierra. Nuestros antepasados defendieron esta tierra, por eso existe, entonces ¿cómo van a desalojarnos de nuestra tierra?”

La tierra es de quien la trabaja, de quien la defiende, de quien la habita, de quien la pisa, de quien la ama y de quien la defiende. Por eso los derechos internacionales reconocen el derecho de los Pueblos Originarios a la libre autodeterminación, y este derecho implica decidir qué hacer en los territorios que habitan.


Mientras el mitin comienza, camionetas de la Marina de México y de la Guardia Nacional rondan el plantón en repetidas ocasiones, "así es diario" , nos comentan las personas en Mogoñé Viejo.


La presencia de estos elementos armados es recordatorio de lo mucho que la resistencia de la UCIZONI ha incomodado al gobierno de Oaxaca, al gobierno de López Obrador, y a las empresas extranjeras que ven en estas tierras un jugoso botín para saquear.


Un Proyecto Porfirista


El compañero Carlos Beas Torres, explica que el plan de conectar la costa Oaxaca con la costa de Veracruz, es un plan que existe desde la época de la colonia española.


En 1899, el gobierno de Porfirio Díaz entregó la concesión del proyecto a la empresa inglesa Pearson and Son Co, el ferrocarril fue inaugurado en 1907 pero el proyecto perdió importancia cuando entró en operación el Canal de Panamá.


El compañero Carlos enfatiza, que varias de las concesiones en las cuales se basa el actual proyecto del Corredor Transístmico, se remontan a las concesiones de la época Porfirista. Un proyecto propuesto por un líder autoritario hace 100 años, busca interponerse el día de hoy.



López Obrador vuelve a repetir la historia, ahora regalando concesiones a empresas norteamericanas, en 2018, Obrador pactó con el ex presidente Donald Trump millonarias inversiones americanas en toda la zona del Istmo de Tehuantepec.


Sin embargo, la UCIZONI advierte que el proyecto actual va más allá de cualquier aspiración porfirista; no sólo se planean construir las vías, hay todo un plan de despojo para la zona del Istmo: gasoductos y oleoductos, refinerías, maquileras, minas y 10 parques industriales.


López Obrador está logrando materializar el sueño de todo sistema neoliberal, y los 32 Pueblos Originarios que conforman la Unión de comunidades del Norte del Istmo, han sido su mayor pesadilla.


“De junio del 2019 a marzo del 2023, hemos contabilizado alrededor de 69 movilización de pueblos para evitar que avancen los trabajos y los daños de estos proyectos. El 3 de febrero del 2023, se movilizaron 3 comunidades en conjunto: Palomares, Mogoñe Viejo, y Sarabia. Presente en las tres movilizaciones estuvo la Marina de México intentando amedrentar. Esta es la respuesta de la 4t a nuestras demandas.”

Los ataques en contra de la resistencia


Durante la visita de la Caravana El Sur Resiste al Plantón Tierra y Libertad, se discutieron las formas en las cuales el Estado mexicano (incluyendo autoridades estatales y federales) han intentado terminar con la organización que mantienen en contra del Tren Transístmico.


Estas fueron algunas de las formas de represión/hostigamiento más mencionadas por miembros de la UCIZONI:


1.- Consultas amañadas y violación al derecho a la información: las personas detallaron cómo las autoridades federales no han otorgado información suficiente sobre el proyecto, mucho menos información suficiente en mixe, la lengua más hablada por los habitantes. De la misma forma, la consulta realizada por el Gobierno Federal fue señalada cómo un proceso falso y omiso.


2.- División de comunidades por medio de proyectos y dádivas del gobierno: los habitantes de esta región mencionaron al proyecto Sembrando Vida y otros programas de la 4T como las becas para adultos, como fuente de conflicto y división dentro de las comunidades al crear relaciones de clientelismo entre algunos habitantes y el gobierno federal y estatal.


3.- Violencia y amenazas por grupos del crimen organizado: esta es una de las amenazas que fue más nombrada durante el mitin, los miembros de la UCIZONI relataron que grupos de la delincuencia organizada han amenazado a autoridades ejidales y a miembros de la comunidad que participan en el proceso de organización comunitaria. En otras áreas del Istmo, la situación se repite, en la zona oriente de la región se identifican dos asesinatos de activistas y defensores comunitarios, en 2022 en Santa Cruz Tagolaba, el comunero Jesus Manuel García fue asesinado.




4.- Militarización y hostigamiento: junto con la llegada del proyecto y la resistencia de la comunidad, la Marina y la Guardia Nacional se han convertido en una presencia constante frente al plantón y en las marchas/mítines/bloqueos realizados por UCIZONI. La presencia y violencia de estos cuerpos militares (aunque la guardia nacional se presume civil), no se ha limitado al hostigamiento ya que las personas que resisten en el plantón Tierra y Libertad ya han sido atacadas en al menos una ocasión.


5.- Intentos de comprar a autoridades ejidales: los pobladores también detallan que personas del gobierno federal y estatal han presionado a autoridades tradicionales de los ejidos para aceptar fuertes sumas de dinero a cambio de ceder los derechos de las tierras.

Las sumas han ascendido hasta el millón de pesos, cifra que para una persona normal es enorme pero que, para el Gobierno Federal y las empresas involucradas, resulta insignificante.


López Obrador anunció en 2018, una inversión de 8 mil millones de pesos para el Plan de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec. La pregunta e, ¿a dónde van esos 8 mil millones de pesos? ¿en dónde están los miles de millones de pesos utilizados para otros proyectos como los parques eólicos y los gasoductos de la región?


Resistir por la vida y la memoria

Durante el evento en el Plantón Tierra y Libertad se recordó a los activistas y defensores de derechos humanos Bety Cariño y Jyri Jaakola, asesinados el 27 de abril del 2010.


Bety y Jyri fueron asesinados en una emboscada durante la caravana humanitaria que se dirigia a la comunidad Triqui de San Juan Copala, a 13 años de su asesinato, aún no hay justicia.

La presencia de Bety Cariño sigue viva en la memoria y lucha de todas las personas que la conocieron, así lo relato una compañera y amiga de Bety del Centro de Derechos Humanos de los Pueblos del Sur de Veracruz "Bety Cariño":


"La esencia de Bety se logró sembrar en muchas de las personas con las que ellas trabajó, recuerdo que el día de su funeral, al momento de que se cargaba su féretro para llevarlo al panteón, una de sus alumnas, una jóven, gritó, hoy nos toca a las mujeres cargar el féretro, y ese día las mujeres cargamos el féretro. En la educación, en el trabajo con jóvenes, en las radios comunitarias, en la lucha contra las mujeres, en la lucha por los derechos de las mujeres; ahí estaba Bety."




La lucha de la UCIZONI demuestra la misma esencia de memoria y resistencia. No olvidar que los proyectos del Estado no traen bienestar. No olvidar que no existe la justicia por parte del Estado mexicano. No olvidar que la solidaridad es el arma de los pueblos. No olvidar que sólo por medio de la autonomía y la organización desde abajo, podremos vivir con dignidad.

383 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page