top of page
  • Foto del escritorObservatorio Memoria y Libertad

La Ruta del Tren Maya: devastación ambiental y división social

Candelaria, Campeche


En el día 6 de la Caravana El Sur Resiste, llegamos al pueblo de Candelaria, Campeche, una de las comunidades por dónde el proyecto Tren Maya pasará y tendrá una estación; y en dónde la construcción de las nuevas vías ya está en proceso.


Así se ve en la calle principal, vigas rojas de acero cubren casi la totalidad de la calle mientras que las casas de personas que habitan este municipio, se ven pequeñas a lado del monstruoso proyecto.


A continuación incluimos algunos de los testimonios de habitantes de La Candelaria, quienes explican las afectaciones que la construcción del mal llamado Tren Maya ha generado en su comunidad entre los que se encuentran:


1. Desalojos forzados: al menos 300 casas han sido desalojadas desde que el proyecto fue anunciado en esta comunidad; mucha de las familias que no querían vender sus hogares fueron hostigados y presionados para aceptar las compensaciones monetarias.


2. Enfermedades estomacales y respiratorias: los miembros de la comunidad hablan sobre un incremento en enfermedades de esta índole desde que comenzó la construcción del Tren a lo que adjudican una peor calidad del agua, y respirar constantemente materiales y sustancias utilizadas en la construcción. De hecho, es fácil notar cómo una capa blanca de polvo que rápidamente se pega en la ropa y el cuerpo cubre todo el recinto debido a su cercanía a la construcción.


3. División de la comunidad: el proyecto ha provocado que en la Candelaria haya más divisiones entre las personas que apoyan el proyecto por los falsos beneficios económicos que el gobierno de México ha anunciado, y las personas que se oponen a su construcción por la destrucción ambiental y social que traerá consigo.


4. Pérdida de cuerpos de agua: entre las afectaciones más graves del proyecto, es el relleno de una parte del río de agua limpia que cruza la comunidad. La comunidad también menciona que humedales dentro de la comunidad han sido también rellenados para poder seguir con la construcción del tren de la muerte.


Fotografía Juan Valeiro


Recorremos las calles, algunas personas de la comunidad se incomodan con nuestra presencia, “Queremos progreso”, gritan algunos, la división que ha generado el discurso del presidente y de sus instituciones como FONATUR son palpables en esta comunidad.


Casi al término de la marcha, llegamos al río, de lado izquierdo se ve ancho e imponente, no parece tener fin y es rodeado de árboles y naturaleza; de lado derecho ha sido cubierto por grava y tierra, solo 10 metros han dejado para que pueda seguir circulando el agua; no hay árboles ya, solo montones de tierra y una excavadora amarilla que empuja tierra sin parar.


Una compañera de la comunidad toma el megáfono y nos pide observar y documentar la destrucción del río. La muerte que trae consigo el mal llamado Tren Maya es cada vez más notorio en todos los lugares en donde su construcción prosigue pese a múltiples amparos que han sido ignorados por el poder Ejecutivo, violando así la constitución del país.


Fotografía David Munoz


La compañera también menciona que las obras relacionadas con el río nunca fueron consultadas con la comunidad, y la Manifestación de Impacto Ambiental no existe; una violación al derecho a la información, a la consulta de los pueblos originarios, y a las leyes mexicanas.


Después de la marcha, la Caravana parte hacia Valladolid, seguimos la ruta de muerte del Tren con el objetivo claro de visibilizar la destrucción que ya genera, pero también para dar voz a la resistencia de personas en comunidades como Candelaria que se niegan a ser silenciados, y que siguen luchando para defender la vida.


Valladolid, Yucatán


En el día 7 de la Caravana, se realiza un mitin en donde personas de diferentes comunidades de Yucatán y otras áreas de la Península; los compañeros y compañeras hablan sobre el despojo, la contaminación ambiental, y la violencia que viven en sus comunidades.

· Valladolid: se habla sobre la gentrificación de la ciudad, y cómo para las juventudes y las nuevas generaciones es prácticamente imposible comprar o adquirir un terreno en la ciudad, violando así el derecho a tener un hogar digno. Esto ha sido provocado por la llegada de un proyecto de turismo que deja a un lado el bienestar de las personas que son originarias de este territorio. Pese a la situación crítica del estado con respecto a la destrucción del ambiente, las compañeras que hablan resaltan la esperanza que tienen en seguir trabajando para cambiar la situación y dejar un mundo mejor para las siguientes generaciones.


· Concejo de Xpujil, Calakmul: el concejo habla sobre el amparo que tienen en pie y con el cual han intentado frenar la construcción del Tren Maya en su territorio. El compañero habla sobre la utilización de la Guardia Nacional y el Ejército y sobre todo de la construcción de un hotel que posiblemente tenga 162 habitaciones; este hotel está siendo construido en el corazón de la reserva de Calakmul y el cual también se ha otorgado al ejército de México como el resto del Proyecto Tren Maya. Dicha construcción ha encendido las alarmas debido a que, de llevarse a cabo, destruiría una de las últimas selvas conservadas en todo el continente.


Fotografía Rosa MX


· Cancún y Playa del Carmen: la compañera habla sobre toda la destrucción que el proyecto del Tren Maya ha causado en esta zona, como lo es la tala de 9 millones de árboles tan solo entre Mérida y Xpujil. También se habla de toda la violencia que el modelo de turismo que se ha impulsado en Cancún y Playa del Carmen ha generado (mismo modelo que se aplicará con la construcción del Tren Maya en toda la península de Yucatán y en cada territorio que atraviese). Las desapariciones forzadas, los feminicidios, la violencia generada por cárteles de las drogas, son tres fenómenos que se ha demostrado estar interrelacionados con la llegada de megaproyectos como lo es el Tren Maya.


“Tenemos más de 9 millones de árboles talados después de que se dijo que no se iba a talar ninguno, pues tenemos 9 millones de mentiras, mentiras regadas por ahí como si fueran cualquier cosa.”
“Tenemos el resultado de ese desarrollo, tenemos a Cancún como una de las ciudades más violentas, más peligrosas, ocultando así cifras todo el tiempo, presentando cifras bonitas de hoteles, cuantos cuartos de hoteles tenemos, de cuantos trabajos se generan, pero no nos dicen a costa de qué.”

· Siltepech: las compañeras hablan sobre su lucha en defensa del agua de su territorio que está en riesgo por la presencia cada vez mayor de mega granjas porcícolas, las cuales se ha demostrado, son altamente contaminadas por los desechos que generan. Se menciona también la criminalización de la cual han sido víctimas pobladoras mayas de Siltepech, actualmente 8 integrantes enfrentan procesos penales por la defensa de su territorio. Se recuerda también, los actos de brutalidad policial y detenciones arbitrarias que sucedieron en contra de varios participantes después de una marcha en apoyo a la comunidad de Siltepech en la ciudad de Mérida, Yucatán.


Fotografía Gabriela Sanabria


La voz de esperanza de los jóvenes


Chirro, un joven de la comunidad indígena de Oteapan, Veracruz- la cual fue visitada por la Carava El Sur Resiste- habló en nombre de su comunidad con un mensaje esperanzador, lleno de vitalidad y fuerza.


Su participación deja en claro, que los jóvenes no son el futuro, sino el presente; que para poder seguir con esta lucha debemos escucharles, integrarles, compartir su visión, escuchar su palabra, y entender que esta lucha necesita de todos y todas.


A continuación, incluimos parte de su mensaje:


“Si no tenemos el territorio, no vamos a poder cuidarlo. Pero yo les vengo a decir, que no se desesperen, como pueblo hay que resistir porque la selva siempre retoña. Porque los escarabajos y todos los animalitos buscan su vida en los troncos secos. Pueden querer llenarnos de concreto, pero la naturaleza siempre se defiende y los pueblos somos esa naturaleza defendiéndose.


Nosotros somos la montaña, nosotros somos el agua, nosotros somos los animales. Nosotros podemos ser la voz de las abejas, de la selva y de todo lo que habita

Nosotros estamos enfocados en hablar con otros jóvenes, lo hacemos a través de la música, de capsulas de video, de la radio.


Desde el Sur de Veracruz seguimos resistiendo, y que debemos seguir resistiendo porque nosotros somos el monte. Que viva la selva Maya”


Fotografía Mitzy Violeta


157 visualizaciones0 comentarios
bottom of page